Madrugón, Macbook roto, Facebook, Taxista, Sarah

Un día intenso.

Nos hemos levantado prontito. B es de los que madruga y llega antes que la mayoría a la oficina. A las 7:30AM en la puerta de casa, listos para salir. Estaba amaneciendo y si el día está despejado y no hay niebla, cosa difícil en SF, los amaneceres son preciosos. Esta es una mala foto tomada desde la ventana de casa de B. No le hace justicia a las vistas que desde allí hay:

Una horita de coche y una mañana intensa. Llegada al centro de trabajo, paseo para verlo en detalle, reunión con mi cliente (que ha resultado ser majo y jóven) y ritmo de trabajo en serio. El lugar no me ha sorpendido tanto como esperaba. Al menos no lo que todo el mundo suele destacar: que si la comida gratis, que si los juguetes… Nah, me han gustado los detalles, algunos que casi pasan desapercibidos y que me da palo contar o fotografíar no sea que me cargue el acuerdo de confidencialidad.

Mañana agradable hasta que… Catacroker!

El portátil peta y no despierta. Sí, ese que compré hace unas semanas porque el otro estaba reparándose. Todo el trabajo para este cliente metido ahí dentro y por delante la perspectiva negra de perderlo todo y tener que rehacer desde un backup de hace semanas. Ay!

Se lo comenté a B y me dio una solución de las rápidas: “coge un taxi ahora mismo y vete a la Apple Store de Palo Alto, está aquí al lado”. Y para allá que voy, a toda leche (después de pimplarme un sandwich de fiambre, berengena asada y queso).

Palo Alto es un sitio curioso. Tenía ganas de verlo por todo lo que simboliza en la historia de los ordenadores. En realidad no es más que una zona de casas bonitas, algunas de estilo español (teja roja, dos aguas, etc.) y un par de calles más o menos comerciales, como en muchos pueblos americanos. En la University Av. estaba el Apple Store. Mi primera visita a uno y es para ir directamente al Genius Bar (donde te arreglan las cosas) con un problema del quince.

Me dieron hora para 20 minutos después y aproveché para darme un paseo por esa misma calle. Me ha sorprendido la variedad de restaurantes: griegos, italianos, turcos, mexicanos, japoneses, indonesios… Del resto de EEUU no voy a decir nada, pero los californianos tienen que tener cultura gastronómica sí o sí.

Durante el paseo, como el que no quiere la cosa, me encontré con las oficinas de Facebook. No sabía ni que estuvieran en Palo Alto. Podría haber entrado a saludar a alguno que conozco de ahí. O como me comentaba Sam, haber buscado a Zuckerberg para decirte “hey, your website sucks!”.

En el Apple Store me dicen que al ordenador no le pasa nada. Falsa alarma. Sólo era el adaptadorcito a enchufes yankis que bailaba una pizca y como estaba sin batería pues se quedaba listo. Nada que no tenga solución. Menudo alivio.

A la vuelta, con mejor cuerpo, mi taxista hindú y yo vamos contándonos nuestras vidas. Él lleva 7 años en California. Está contento: “I have my work here” me dice. Tiene 4 hijos, todos colocados y casi todos casados. Son todos felices y están agradecidos a California. Cuando se retire quiere volver a su tierra para pasar sus últimos días allí, ya tiene un plan y algunas tierras compradas en India. Eso le importa mucho. Eso y el reverdor de Palo Alto. No paraba de decir “too much greenery here”.

El resto de la tarde ha sido tranquilo, de ir avanzando cositas y descubrir, entre otras cosas, que la Cocacola Light sin cafeina de USA (mi opción habitual) sabe a caramelo, nada que ver con la de España. Curioso.

Mañana veré a Sarah. Hace 12 años que no nos vemos, cuando estudiabamos en la Universidad de Granada. Yo haciendo la carrera allí y ella con una beca internacional. Para mi era algo alucinante: alguien de la otra punta del mundo, jóven y que había tenido el valor de venirse sola a un rincón como Granada. Eso fue lo que me animó a hacer yo lo mismo dos años después, sólo que elegí Seattle. Mañana quiero darle las gracias por haberme inspirado a hacer algo así. Creo que no se lo he dicho nunca. Me hace mucha ilusión verla.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s