Balance del viaje a SF

Mañana al mediodía sale mi avión de vuelta a Madrid. Estoy escribiendo esto a las ocho de la noche, agotado pero feliz. Creo que ya puedo hacer balance de lo que han sido estos días.

Profesionalmente han sido un reto tremendo. Ya me había relacionado para cosas de trabajo en inglés, pero nunca con un cliente que fuera anglófono. No lo hablo mal, pero desde luego no lo hablo como un americano. Para mi era un reto que eso saliera bien, poder justificar mis decisiones con cierta seguridad, etc. No me quejo. Mi cliente está satisfecho y yo estoy encantado con el trabajo realizado. No ha sido nada especialmente difícil, pero quizás por eso creo que todo ha ido fluido.

También he tenido la oportunidad de observar mucho. Me he fijado mucho en cómo se hacen las cosas en empresas innovadoras y grandes, en qué elementos mantienen a los equipos cohesionados, a los empleados motivados… B y yo hemos hablado mucho de estas cosas en las comidas y las horas de commuting del trabajo a casa y viceversa. Entre lo que he visto y lo que he aprendido con el, creo que me llevo un buen bagaje para poner en práctica en mi ámbito.

Personalmente el viaje me ha ayudado a ver en perspectiva muchas cosas. Este año está siendo muy intenso. Me ha venido bien apartarme una semana de todo para darle importancia a lo que la tiene y quizás quitarsela a lo que no. Me he acordado mucho de los buenos amigos, los de siempre y los que lo empiezan a ser. También he pasado momentos muy bonitos con personas que hacía años que no veía. Ha sido todo bastante intenso.

Me ha gustado conocer un SF (y la Bay Area) que no había visto antes: el de la gente real que va a trabajar, que se da sus paseos los sábados por la mañana, que tiene hijos y te habla de ellos… Muy cultos. Mucho más que la media americana y probablemente que la española. Viajan, tienen cultura grastronómica, entienden de política exterior, son tolerantes, tremendamente tolerantes… Los californianos no son como los demás. Es una tierra especial. No me desagradaría vivir aquí un tiempo de mi vida.

En esta semana he hecho sólo algunas de las cosas que quería haber hecho. Me ha faltado ver a ciertas personas, salir un poco más de marcha, etc. Pero creo que lo que sí he hecho lo he hecho con intensidad. He cenado fuera varios días, he conocido gente de muchos tipos, he ido de compras en modo guiri y en modo nativo, he estado en gimnasios, casas privadas, garitos, oficinas y despachos de mucha gente, he tenido momentos intensos, superficiales, tranquilos…

Más que una semana ha sido un mes, y aun así estoy descansado.
Mañana vuelvo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s