Semana de redención

Hay semanas en las que tienes que despedir a la niñera, luego tienes que hacer tú de niñera unos días hasta que hay guardería, la casa se convierte en 50% zona de guerra y 50% vertedero, tu hijo se pone ultracaprichoso por el shock guardería o vete tú a saber que proceso oculto de la maduración mental, la oficina se queda sin electricidad, el trabajo te desborda por todos lados, findes incluidos, duermes poco porque madrugas más que el de los periódicos y de golpe todo el mundo a tu alrededor enferma o vomita, tu padre te llama con movidas que no querrías ni saber (siempre llama para lo malo, nunca para lo bueno) y la conexión a internet falla más que una escopeta de feria.

Hay semanas en las que sólo existes para otros. Semana de redención, que dice un amigo. La próxima tiene que ser muy de perdición para compensar el superavit de karma que tengo encima.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s